Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 17 de mayo de 2014

Jesus bleibet meine Freude - Alexis Weissenberg


Hola a todo el mundo. Esta breve entrada no es más que una prueba para ver si funciona la martingala de subir directamente vídeos a Guerra y Paz sin intermediarios. Me imagino que sí, que va a funcionar, aunque me parece que sólo con vídeos muy breves. 

He encontrado por mi videoteca una interpretación de la transcripción del célebre coral de la primera parte de la cantata "Herz un Mund und Tat und Leben" de Johann Sebastian Bach. La transcripción pertenece a la pianista Myra Hess, y esta pieza ha pasado a la posteridad con el nombre de "Jesu, joy of man's desiring". 

La interpretación va a correr a cargo del colosal pianista Alexis Weissenberg, de quien ya escribimos una entrada con ocasión de su fallecimiento. Weissenberg es un pianista todavía no lo suficientemente valorado. En este vídeo podemos comprobar sus portentosas dotes como pianista. Es capaz de las más extremas dinámicas, sin perder la pureza de sonido así como una igualdad absoluta. Obsérvese cómo va incrementando la intensidad de su sonido hasta el minuto 2, y cómo, a continuación baja a un piano o pianísimo de una manera rápida y gradual realmente asombrosa. Su cantábile, tanto en el contrapunto como en la melodía del coral, es de una gran belleza, así como de una absoluta uniformidad. 

No sé qué va a ocurrir con esta entrada. No sé si se verá el vídeo, si me lo borrarán... en fin, sólo sé que no sé gran cosa. Con ustedes el inefable Alexis Weissenberg.

 

 


 (Fotografía tomada prestada de : http://www.medici.tv/#!/alexis-weissenberg) 
  

8 comentarios:

  1. Pues ha funcionado de perlas querido Carlos!!!
    Se ve soberbia la interpretación de Alexis Weissenberg, esas manos que se deslizan sobre el teclado con una delicadeza extrema me han fascinado, un acierto enorme de quien filmó al mantener a oscuras el resto del cuerpo y dar luz sólo a las manos y parte del rostro.
    Cuánta alegría me da que haya encontrado "el agujero al rosquete" como decimos popularmente en Tucumán. Habrá que estar atentos para poder disfrutar antes que las cancelen si es que lo hacen, correr, volar como las mariposas.
    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Inés, por tu optimista y alentador comentario. La verdad es que como fue de prueba (no estaba nada convencido de que fuera a funcionar) no le dediqué a la música la atención debida y merecida. Y es que ceo que la pieza con la que me colé por el "agujero del rosquete" es una música muy bella y, por qué no, un canto de esperanza y alegría. Bach el gran Bach, en manos de Myra Hess, quien realizó una transcripción magnifica, y Weissenberg, de quien ya no hay nada que añadir. Y luego, como tú has señalado, el talento y buen gusto del realizador. Esperanza, alegría, ilusión, a ver si son estas las nuevas insignias, no sólo de Guerra y Paz, también de nuestros instantes, minutos y horas, y así hasta que "las blancas alas de la muerte esparzan nuestros días".

      Un fuerte abrazo y, como siempre, toda mi gratitud

      Eliminar
  2. Muchas gracias profesor Gimeno. Por Jesus bleibet meine Freude, Alexis Weissenberg, y por la martingala ¡je! Que de esperanza, alegría e ilusión seamos regalados.

    un quijote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a usted, amigo quijote, por sus buenos deseos. Que así sea, que la esperanza, la alegría y la ilusión sean nuestras asiduas compañeras en esta nueva etapa de Guerra y Paz.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  3. Este coral es tan bonito y sublime que, posiblemente, sea la única obra de J.S.Bach que todo el mundo conoce... Además, salió en una boda de una de las Infantas hermanas de Felipe VI.
    Es como Sol, sol, sol, Mib; Fa, fa, fa, Re para Beethoven. Ahí no falla nadie.

    La verdad que este Alexis Weissenberg es muy bueno. Saca un sonido espectacular en el piano. Cómo matiza y se gradúa. ¡¡Genial¡¡

    También quería comentar lo siguiente: http://www.youtube.com/watch?v=Yha-5o9Ds20

    Estoy impactado por este movimiento de este concierto para piano y orquesta de Mozart. Y quería comentarlo con Ustedes... Para UStedes seguro que es requeteconocido, pero para mí la primera vez que lo escuchaba...

    Y qué decir del pianista: Friedrich Gulda. Me estoy enamorando de este hombre. Me transmite unas ganas de vivir, una alegría, un conocimiento profundo de la música, un disfrutar del acto de hacer música en sí mismo. Además, esa apariencia es muy simpática y bonachona. Él sí que es el auténtico campechano.

    Destacaría del vídeo (o al menos, es lo que a mí más me ha interpelado profundamente) de la cadenza solista hasta el final. Más o menos del minuto 5.00 en adelante. Es lo de más bonito y maravilloso que he oído en bastante tiempo... Esas escalitas y bordaduras finales en el piano. Y ese: La, la, la, la Fa# Re que se intercala por ahí en medio repitiéndose varias veces... un motivo casi beethoveniano reforzando las escalas ascendentes...

    Me reconcilio de nuevo con Mozart que no era de los compositores que más seguía. Un grandísimo maestro.

    Podía hablarnos, si lo tiene a bien, un poco de ese gran Gulda, señor Gimeno.

    Un cordial saludo y disculpen el rollo les he soltado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de rollo, ha expresado usted su opinión con claridad y de manera muy amena. Vaya eso por delante.
      Gulda: No es un pianista demasiado conocido por mí. Su dominio técnico es inapelable, para muestra el vídeo al que usted nos ha remitido. Se le considera uno de los mejores especialistas en Beethoven y Mozart, de quienes creo que ha grabado la integral de sus sonatas. En efecto, su modo de tocar es muy vitalista y enérgico. No obstante, yo creo que es un pianista un poco heterodoxo, me sorprende en cierta medida que se le considere especialista en Mozart y Beethoven. Por ejemplo, el tercer movimiento del concierto nº 20 de Mozart, lo toca, a mi humilde entender, un poco demasiado rápido, casi rozando un estilo más bien romántico. Fue un pianista muy polifacético: tocó jazz junto, creo recordar, al gran Keith Jarret; también con Chick Corea y otros. Pero no sólo tocó jazz, también (una vez más, creo recordar) tocó con Joe Zawinul, austriaco como Gulda y tocado siempre con un gorrito cuya procedencia desconozco; la música de Zawinul ya no es un jazz puro, creo que lo llaman jazz fusion. Además de estas facetas como intérprete, Gulda también fue compositor. En entrevistas un poco mordaces que le hicieron, y a las que respondía con mayor mordacidad, decía que aunque la crítica tratase duramente sus composiciones, él miraba sus ingresos por copyright y estaba muy satisfecho...
      El concierto de Mozart que ha escogido es uno de los mejores del género, por supuesto de la época. La tonalidad escogida, re menor, tiene un significado especial para Mozart: la empleó en dos de sus grandes obras maestras además de este concierto: la ópera "Don Giovanni" y el "Requiem".
      Bueno, creo que quien se ha enrollado he sido yo. Pido disculpas si le he aburrido con mis observaciones.
      Le hago un afectuoso saludo

      Eliminar
  4. Yo no tuve, tú no tuviste, él no tuvo... Queda mucho por aprender y de lo que existe en youtube, de lo que dejan las ambiciosas sociedades recaudadoras en nombre de los dichosos derechos de autor, que no en nombre de los autores, de lo que queda por youtube hay todavía algunas joyas. Esta, por ejemplo:

    https://www.youtube.com/watch?v=hG-biP9kwjo&list=RDHCfvBUZAcnUao&index=6

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Eloy, tienes mucha razón. Vivimos unos tiempos en los que en ciertos ámbitos impera la casi infinitud. Youtube es un claro ejemplo: ¿cuántos vídeos (de todo pelo, claro está) habrá en YouTube? Yo creo que deben de andar más o menos por los infinitos, vídeo arriba vídeo abajo. Aun así, siempre hay alguien, algo en este caso, que se queda afuera: de todos los vídeos que me borraron me duele uno en especial: «El enigma», sobre Richter, que subí con subtítulos en español. Y otra cosa que fastidia es que la penalización sea de por vida: cadena perpetua, ya nunca jamás podré tener una cuenta YouTube. Aunque supongo que también para esto habrá una solución. En fin, mientras tanto, sigamos disfrutando de lo que SÍ hay, que es muchísimo, como el vídeo que nos has mostrado.

      Un afectuoso saludo

      Eliminar